casa del futuro - Página principal
Casa del futuro ¿ficción o realidad?    
     

 

Casas Inteligentes ...


 

 

Si pensamos en "Un hogar confortable" inmediatamente nos remitimos a mullidos sillones, alfombras, un hidromasaje, tal vez un sauna, todo en amplios ambientes de grandes ventanales, mucha luz y mucho verde, dentro y fuera de la casa; y si bien hemos incorporado a cada ambiente y a nuestras vidas equipos electrónicos, tales como TV, videos, compact disc, telefonía celular, PC, no aprovechamos a la electrónica en una de las áreas que más beneficios nos ofrece, el control automático. Hace años que convivimos con diferentes tipos de controles automáticos y aunque no lo pensamos estamos habituados a ellos (barreras, aire acondicionados, semáforos , etc.). Los avances tecnológicos en electrónica e informática posibilitan que hoy podamos aplicarlo en el hogar.

Por fuera parece tan solo una vivienda más del un barrio residencial. Por dentro, estas casas inteligentes saben cuando deben limpiar el piso, la lavadora se puede encender desde el puesto de trabajo, la aspiradora anda por sí misma, ajustar la luz o reducir el consumo de energía. La casa del futuro es ya realidad para algunos pocos bolsillos. En un futuro bastante cercano la casa será manejada por internet desde un celular, y los robots la dominarán, por lo menos en Japón. Casi todo se podrá controlar desde el teléfono móvil: desde el aire acondicionado, la heladera y el microondas. Por demás, el baño será un laboratorio de análisis clínicos.

Aunque parecen elementos de una película de ciencia ficción, la mayor parte de esta tecnología fue utilizada desde hace décadas en Estados Unidos y Japón. La industria europea de las casas inteligentes ganó rápidamente terreno en los últimos años y los especialistas creen que las empresas europeas cuentan ahora con cierta ventaja en la conservación de energía en el hogar. ``Aunque la casas inteligentes son más comunes en Estados Unidos, Europa está mucho más adelantada en lo referente a investigación y comercialización de prácticas energéticas eficientes'', dijo Volker Hartkopf, profesor de arquitectura de la Universidad Carnegie Mellon.